Desde ahora somos AZA

“AZA, Acero Sostenible”, es la nueva marca y slogan de esta productora de barras de refuerzo para hormigón y perfiles laminados que ya cumplió 65 años en el mercado chileno.

En julio, la empresa que por 26 años perteneció al Grupo Gerdau, volvió a manos de capitales chilenos al ser adquirida por un consorcio compuesto por MATCO Cables, ligado a las familias Matetic Riestra y Conrads Ruiz-Tagle con el 45%; Ingeniería e Inversiones con el 45%, encabezado por José Luis del Río Goudie, además de Hermann von Mühlenbrock e Ítalo Ozzano con el 5% respectivamente.

Von Mühlenbrock, quien asumió como gerente general, al dar a conocer la nueva marca señaló que “AZA, Acero Sostenible, se sustenta en lo que ha sido la compañía y en lo que quiere ser, una empresa de excelencia en todos los aspectos: seguridad, calidad, competitividad y sostenibilidad”.

Agregó que “la proyección de ser Acero Sostenible va mucho más allá de una apreciación ambiental. Queremos ser sostenibles en términos de preocupación por nuestra gente, por el medio ambiente, por lo clientes y por la competitividad. Ese es el sentido que le queremos dar a la nueva imagen, la que nos acompañará para ser una empresa de clase mundial”.

AZA produce acero de calidad para las industrias de la construcción, metalmecánica y minera fundamentalmente. Su capacidad instalada es de 520.000 toneladas anuales y cuenta con un horno de fundición de arco eléctrico y dos laminadores, ubicados en las comunas de Colina y Renca de la Región Metropolitana.

Su producción de acero se basa, exclusivamente, en el reciclaje de chatarra ferrosa y es la mayor empresa recicladora del país. Sólo en 2017 más de 500 millones de kilos de chatarra fueron transformados en acero nuevo, generando un gran beneficio para el medio ambiente, ya que este proceso productivo tiene una de las huellas de carbono más bajas de la industria siderúrgica y ayuda a disminuir considerablemente el consumo energético.