Nov 21 2017

Gerdau recibe distinción por su cuantificación y reducción de los Gases de Efecto Invernadero

Gerdau recibió de parte del ministerio de Medio Ambiente, el reconocimiento HuellaChile 2016 por la cuantificación y reducción de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) durante el 2016, en nuestra operación para la producción de acero.

La distinción fue recibida por el gerente general de Gerdau, Vinicius Crescencio; la gerente de Asuntos Institucionales, Paola Grandela; la jefe de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Daniela González, y la jefe de Marketing, Sandra Arzola.

Paola Grandela, destacó que “desde 2009 Gerdau efectúa, en forma pionera en la industria chilena del acero, el inventario de sus Gases de Efecto Invernadero (GEI) y la medición de su Huella de Carbono, un indicador de nuestras buenas prácticas ambientales y nuestra preocupación permanente por mejorar la eficiencia energética, la gestión de residuos y el cuidado de los recursos”.

Vinicius Crescencio indicó que Gerdau cuenta con un sistema de gestión ambiental riguroso que garantiza el seguimiento del proceso productivo.

“Para ello contamos con tecnología de punta que nos permite controlar, reducir y mitigar los impactos ambientales. Asimismo, tenemos una gestión y coordinación permanente entre todas las áreas, por lo tanto, esta distinción también es el resultado del trabajo permanente de nuestros colaboradores por mantener una cultura sustentable y por generar mejores prácticas para cuidar nuestro medio ambiente”.

Por su parte, el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, destacó que Chile está comprometido con la acción climática y la energía solar es una oportunidad para reducir la huella de carbono.

“Por ejemplo, la energía solar ha crecido 190 veces en 4 años, la inversión en el sector energético se ha duplicado y hemos reducido los costos licitados en 75% con respecto al 2013. Si bien proyectábamos al 2025 alcanzar un 20% de energía solar y eólica, lo logramos el mes pasado. Adelantados en 8 años. A esto se suma el trabajo para disminuir la contaminación atmosférica, que afecta la salud de las personas y causa el cambio climático, con planes de descontaminación que benefician a 10 millones de chilenos que respiran un aire más limpio”.